Contestshipping * Fans

**Click en la imagen**
*Para cerrar: click en no anunciar*
Últimos temas
» Bitácora de Buzz Lightyear (?
Ayer a las 20:35 por *Sab--loid09*

» Mecánica de la sección!*
Dom 15 Oct - 0:11 por *Sab--loid09*

» Te Baneo
Sáb 14 Oct - 18:23 por *Sab--loid09*

» ––•(-•NUEVO: REGISTRO DE FICS•-)•––
Sáb 14 Oct - 12:36 por Snowdrop

» [Novela Visual] Danganronpa
Sáb 7 Oct - 22:12 por Saori vi Britannia

» [Único] ¡Confesionario!
Mar 26 Sep - 22:25 por Fire.


«song—fic» por ella.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

«song—fic» por ella.

Mensaje por Jester. el Vie 29 Mayo - 20:44

por ella.


por ella - gufi:



Se encontraba cabizbajo en el sofá, sin expresión alguna. Se encontraba pálido, ojeroso y con un aspecto deshecho. Las botellas vacías rodeaban su cuerpo y todo el salón donde se encontraba, además de que había ropa interior tirada por ahí.


Ella tenía veinte y decidió darle fin a su vida así:
subió hasta el piso veintiuno y se marchó, sin decir adiós.
Me pregunto si cuando volaba por el aire recordó
que alguna vez le dije:
«¡si te matas, también lo voy a hacer yo!»
 
Sabía que en un principio fue erróneo iniciar una relación de aquella forma, sabiendo que no funcionaría. Pero enamorado, nadie hace caso a su mente, sino a su corazón. Lo peor que pudo haber hecho fue permitir que éste fuese quien llevara las riendas de su vida; era como darle dinero a un niño de cinco años para que pagase los dividendos de una casa.
Tapó su rostro con ambas manos y, con un gruñido, se tiró de los pelos con rabia, tomó una botella y la lanzó a cualquier parte. Estaba arrepentido, muy arrepentido. Porque por un capricho del corazón, la única persona que le hacía feliz ya no se encontraba con él.


Alguna vez oí que todo lo que termina, termina mal;
y lo que no acaba, poco a poco se pudre más y más.
Y sé que nadie entiende por qué decidiste no seguir,
y es que tanta mierda en la cabeza no te deja ni pensar.
 
El recuerdo de la chica, sus ojos azules, su cabello castaño, su sonrisa, su voz. Todo. Todos aquellos recuerdos le perseguían, y se negaba a creer que era cierto que ella ya no estaba. Le extrañaba. Mucho. Más de lo que él quisiese.
Porque aunque hubiesen acordado no enamorarse, lo terminaron haciendo; y aunque hubiesen sabido que estaba mal, y que su relación era casi masoquista porque consistía sólo en hacerse daño mutuamente.


Siento que esta vez fui yo el que estaba en lo correcto.
Por ella, por ella, ¡por ella!,
ésta canción.
 
Nunca hubo algo que le hiciese tanto daño. Jamás imaginó enamorarse, siempre que le preguntaban sobre su futuro, se veía en un bar, o en la calle, durmiendo por ahí. Esa chica había cambiado su vida por completo, y era su única razón para seguir. Pero no podía arrastrarle junto con él a su propio desastre.
Siempre creyó que sus problemas eran suyos, de nadie más, mas no pensó que ella se interesaría por ello y le intentaría ayudar. Y claro, él no quería llevársela a ella al infierno junto con su mierda.


Supe que tu madre anda diciendo que tú lo hiciste por mí,
y si supiera cuánto tú la odiabas no podría ni vivir así.
¿Cómo quieres que yo siga solo, sabiendo que
ya no estás?
¿Cómo quieres que ahora yo despierte en las mañanas
si no está tu olor?
¿¡Cómo voy a hacer para seguir!?
 
Los sentimientos poco a poco se arremolinaron en su pecho, recordando cada vez que la acurrucó en éste mientras ella lloraba; ¿cuántas veces ella escapaba de casa cuando su madre llegaba alcoholizada? ¿Cuántas veces él le dio cobijo y le calmó durante las noches?
La veía como una pequeña muñeca de cristal, que parecía a punto de romperse. Ella también tenía sus demonios, y él intentó sacarle cada uno de ellos.


Siento que esta vez fui yo el que estaba en lo correcto.
Por ella, por ella, ¡por ella!,
ésta canción.
 
Cerró los ojos con frustración y se levantó, tambaleante pero con fuerzas. «Ella está viva», se repetía una y otra vez, mientras corría hasta su punto de encuentro.
En un pequeño rincón de la playa se encontraban unas rocas que hacían de arco, pegadas a una gran roca en la bahía, donde cuando subía la marea se convertía en un trozo más de mar. Era su lugar, su rincón íntimo, el lugar donde se conocieron el día en que ella fue a drogarse y él tenía ganas de estar solo. Y tal vez ése día, cuando sus miradas se encontraron, supieron que eran iguales.


Voy a contar hasta cinco y quiero que tú me digas
que todo esto es mentira,
y que nada de esto sucedió.
Voy a contar hasta cinco para que salgas de ahí,
quiero que toquen la puerta,
¡abrir y que seas tú!
 
—¡May! —gritó en cuanto estaba llegando ahí, con el corazón en la boca y las emociones a mil y dos — ¡May! ¡Mierda, May, ¿dónde estás?!
Su voz desgarradora volvió el lugar en sombras y dolor. Sus ojos verdes recorrían el lugar una y otra vez, buscándole.
—¡No puede ser! ¡Sé que aún estás viva, May! ¡Por favor, sal de ahí! — rogó a gritos con las lágrimas terminando el trabajo de la marea en la arena y las conchas que ahí se encontraban. Seguía sin creer que ella no estaba — ¡Mierda, May! ¡Me estás matando! ¡Sal de ahí de una puta vez y déjame abrazarte!
Se arrodilló en el suelo, manchando sus pantalones de arena mojada y apoyó sus manos en la arena, clavándose unos cuantos trozos de conchas rotas en las manos.
Horas y horas pasaron, pero él no se movió de ése lugar. Se apoyó en una roca y miró a la derecha, por el lugar donde siempre llegaba May, como esperando que ella volviese. Sin expresión alguna, simplemente cerró sus ojos.

La marea subió, y, a la mañana siguiente, su cuerpo frío fue encontrado por un pescador en la playa. No había muerto causa del ahogamiento, sino de hipotermia, mas para Drew, él no murió por ninguna de éstas dos causas. Según él, eso era morir de amor.
______________


Sería.
Tenía bastantes ganas de escribir, hace muchísimo que no lo hacía pero no estoy segura de que si esto está del todo bien.
Pero bueno, ésta mañana desperté y dije "¡oh, hoy ando con ganas de matar a alguien! ya veremos cuál es la OTP afortunada". Como se darán cuenta, les tocó a May y Drew.
Finales horribles y preguntas sin responder en mis relatos, como siempre y marcando mi estilo. Pero bueno, así soy yo. ¿Y qué mejor que narrar una historia de amor trágico que con el viejo clásico de Gufi, Por ella? Excelente banda chilena, por cierto.
Nada, espero que les haya gustado y tal. Acepto críticas y de todo, realmente mi meta es mejorar y ya que llevo tiempo sin hacer esto, se me hace un poco complicado,
avatar
Jester.
**Fan*Contest**
**Fan*Contest**

Sagitario Femenino Chile

Edad : 15
Cumpleaños!! : 18/12/2001
Mi llegada : 07/10/2013
Mis Mensajes : 222
<b>Listones</b> 59 <b>Medallas</b> 268

http://retardjpg.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: «song—fic» por ella.

Mensaje por Drewii14 el Miér 1 Jul - 23:09

Muy bueno debo admitir que me ha gustado mucho la narración y la redacción que has manejado buen trabajo te felicito  Smile

Me gustaría ver más trabajos tuyos me da curiosidad ver mas historias tuyas, la canción no la conocía esta buena jajajaaja 

 jajajajaja si entiendo perfectamente esa sensación de despertar y tener ganas de matar a alguien o simplemente hacerlos sufrir un poquito ajajajajaja  
avatar
Drewii14
**Miembro*Contest**
**Miembro*Contest**

Leo Femenino Sin Bandera

Edad : 22
Cumpleaños!! : 04/08/1995
Mi llegada : 04/11/2009
Mis Mensajes : 88
<b>Listones</b> 27 <b>Medallas</b> 128

http://www.forosdz.com/foro/usuarios/431069.html

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.